¿Por qué quieres aprender a contar historias?

—¿Por qué quieres aprender a contar historias?

—Porque me encanta escucharlas, escaparme con ellas, fugarme a países lejanos que me alejan de aquí, de esta miseria, de esta cotidiana tranquilidad.

—¿Por qué quieres contar historias?

—Para recibir la admiración de las multitudes, ganar el favor de los señores, ganar tantas monedas como pueda contener el más grande de los palacios.

—¿Por qué quieres contar historias?

—Para sacármelas de adentro, para que dejen de atravesarse en mi garganta, para que me dejen en paz.

—¿Por qué quieres contar historias?

—Para dejar un legado, vivir para siempre, deleitar a otros con mis propias creaciones.

—¿Por qué quieres contar historias?

—Para ayudar a otros. Nada hago bien sino la palabra. Que sirva para algo y contribuya, aun con una sola sonrisa, a aliviar el dolor en el mundo.

—Pero no tienes garantía. Nadie te asegura que tus cantos puedan cambiar ni un milímetro la dureza de la más suave de las rocas.

—Pero pueden conmover el corazón de un justo y eso me basta.

Anuncios

Comparte tus palabras

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s