Una vela encendida

wpid-candle-flame-and-reflectionpeq-2012-06-6-00-042.jpg

Una vela encendida, en perfecta quietud. No se parece su llama a la sonora voluptuosidad de una fogata, rebosante en chispas y llamaradas, cantarina y trémula entre estertores la madera seca y bocanadas de humeantes jirones en el aire.

No. La vela está inmóvil porque a su alrededor todo es calma. Ni una sola corriente de aire perturba su cuerpo de luz, translúcido y vibrante, como si fuese un punto fijo en el espacio, un instante de eternidad.

La vela te muestra el camino. Calma las corrientes de tu mente y sostendrás la llama de la consciencia.

Imagen tomada de Wikimedia Commons.

Anuncios

Comparte tus palabras

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s