Debo confesarte algo

Debo confesarte algo, me dices:
no puedo salir sola. No me hallo. No me encuentro.
Desespero si por cinco minutos debo esperar en una esquina.
Desfallezco si por un momento debo quedarme en silencio con mi propia soledad.

Y te miro, en silencio, sin saber qué decir
pero preguntándolo todo:
¿acaso no te has encontrado a ti misma?
¿acaso no sacas de ti a la mujer poderosa que en su soledad tiene compañía?

Hoy, sola, con una taza de buen té al frente,
sé por qué no sucumbo jamás ante esa soledad que te aterra:
mis palabras siempre están conmigo, en mi oído, en mi aliento, en mis dedos.
¿Sola, yo? Aunque no me lo creas: ¡jamás!

Anuncios

Comparte tus palabras

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s