Inspiración

Vi tus versos pero no me convencieron. No pude encontrar en ellos la vitalidad de la palabra sagrada. No, me dijiste, no se suponía que fuese sagrada, la poesía es belleza, no sacralidad. No, te respondí, te equivocas. No conoces qué es la poesía si has evadido su esencia, su auténtica esencia. ¿Qué es la esencia, me preguntaste, si no un mero invento de filósofos desocupados? No de filósofos cualquiera, de los verdaderos filósofos, te respondí. Me suenan vacías tus palabras, absurdas, indecisas, indefinidas. No sabes lo que es la poesía, me dijiste. Lo inaprehensible no puede ponerse en palabras; lo auténticamente abstracto huye de las concretas representaciones humanas. Si eres incapaz de alcanzar las más sutiles y finas abstracciones, eres incapaz de hacer poesía y de comprenderla, te dije. No me vengas de nuevo con el tema de la inspiración; eso es un cuento de viejas, un lugar común de tiempos medievales, un absurdo de románticos y hippies, me dijiste. No conoces la técnica para la correcta inspiración, no has trabajado en cómo obtenerla, no tienes la menor idea de lo que significa. No emplees palabras cuyo significado desconoces o reconoces tan solo de sus usos populares. No haces más que el ridículo y te pierdes la oportunidad de acceder la inspiración de la que hablaban los antiguos. No los ignorantes de la Edad Media; los Antiguos, los que pertenecieron a las antiguas escuelas de los verdaderos poetas, te dije, sin esperanzas de que me comprendieras. Guardaste silencio y por fin me preguntaste cómo se llegaba a la tal inspiración, a esa cosa que, de plano, dejaba ya de significar por no poder accederla del todo. No podrás hacerlo en un día, ni siquiera en un año, te dije. Necesitas de toda una vida, de varias vidas, de comprender quién eres en verdad y cómo hacer que Ese auténtico ser se exprese con plenitud en esta máscara con la que hablo. Menos me comprendiste, lo sé, pero esta vez tuviste el decoro de mantenerte callado. Y en ese silencio, en ese breve y fugaz silencio, durante un instante, la chispa de la Inspiración te tocó.

Anuncios