Dicen que hay un roble

Dicen que hay un roble antiguo
como las cenizas del tiempo.
Un roble que ha visto nacer a los hombres
y parir a las mujeres
y los observa en su inevitable devenir.

Dicen que hay un roble
de frondosas ramas
y grueso tronco.
Un roble que sostiene el cielo
para cubrir a la humanidad.

Dicen que hay un roble robusto,
fuerte e imbatible.
Un roble que es solaz
de quienes buscan alivio
de sus tribuladas cargas.

Dicen que hay un roble generoso
de raíces profundas.
Un roble que es padre de los humanos
aun si no reconocen en él su fuerza vital.

Dicen que hay un roble
de astucia certera
y sabiduría eterna.
Un roble que susurra al oído
de quien sabe escuchar.

Dicen que hay un roble,
con sus ramas extendidas
y una sombra generosa.
Un roble que cobija
al peregrino cansado
en su caminar.

Dicen que hay un roble alto,
muy alto,
con un arcoíris en su copa.
Un roble que conecta los mundos
hasta llegar a tu dios.

Dicen que hay un roble
de dulce fragancia
y sedosa corteza.
Un roble que conoce tu pasado
y espera tu regreso
con inagotable paciencia.

Dicen que hay un roble
de néctar embriagador.
Un roble que puede darte
la bendición del olvido
si la necesita tu corazón.

Dicen que hay un roble
en las brumas del ocaso
susurrando tu nombre.
Un roble que conoce
el día de tu próxima muerte
y tu descanso final.

¿Lo escuchas?
¿Puedes oír su llamado?
Guarda silencio.
La voz del roble no para nunca de susurrar.
Eres tú quien hace ruido
con la vana esperanza de hacerlo callar.

Anuncios

Comparte tus palabras

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s